La Orquestación Como Solución Para La Gestión Eficiente De La Nube Híbrida Y Más

Ricardo Altmann R.
15/1/2024
Gerente general Provectis

Las empresas están adoptando la nube a una velocidad y magnitud como nunca ha sido vista en la historia de las tecnologías de información, pero su administración sigue siendo una tarea compleja. El uso de la nube se ha incrementado en el último tiempo y la mayoría de las empresas que la están adoptando no se están limitando a un solo proveedor. Cada vez más, la nube múltiple es el enfoque estándar para que las empresas puedan aprovechar las mejores capacidades de cada uno de los proveedores de soluciones y servicios de nube, pero trabajar sobre múltiples nubes tiene sus propios desafíos: integración, expansión, desempeño, administración, control del costo, entre otros.

¿Cuál debiera ser la solución? Una solución es introducir una plataforma que pueda manejar la orquestación del flujo de trabajo, el aprovisionamiento y las capacidades de autoservicio para hacer de la nube híbrida una estrategia para el ahorro de costos y la simplificación operativa.

Esta plataforma debe tener la capacidad para permitir crear servicios en la nube con sus diversas opciones de infraestructura: computación, red y almacenamiento, además de dar la factibilidad de combinar esta infraestructura con otros servicios de nube pública. También debe tener la capacidad para habilitar servicios internos en las organizaciones, mejorando la agilidad de los negocios y permitiendo el control.

Las soluciones que he investigado permiten crear nubes híbridas sobre múltiples tecnologías de virtualización tales como: VMware ESX, Hyper-V, KVM, Xen Server, Oracle VM, LXC, entre otras, e integrándose con diversas nubes privadas como aquellas basadas en OpenStack, nubes públicas como Amazon AWS, Microsoft Azure, IBM Cloud, Google Cloud, Rackspace y otras.
Estas soluciones facilitan además una integración profunda que permite una administración verdaderamente centralizada de los servicios de nube. Varían en la cobertura, flexibilidad y capacidades de autoservicio para la administración, control y automatización de la entrega de recursos y servicios.


Un aspecto relevante en este tipo de tecnologías es lo referente a la seguridad. Estas plataformas tienen mecanismos de control de acceso basado en roles que permiten integrarse a plataformas LDAP tales como Active Directory, permitiendo la creación de distintos perfiles con determinados privilegios que se pueden agrupar en roles y ámbitos previamente definidos y que determinan la estructura de roles de administración y control sobre los recursos de nube. Estos roles definen lo que puede hacer un usuario.


Esta capacidad de gestión basado en roles y ámbitos, puede permitir a las organizaciones crear una oferta de servicios variada y flexible.


La selección de la plataforma de orquestación más adecuada debe considerar entre otros aspectos: la velocidad en su implementación, la flexibilidad para impulsar la agilidad empresarial y la extensibilidad o capacidad de integración con las distintas formas de tecnologías de soporte y sistemas de back-end disponibles. También una característica importante es la capacidad de la plataforma para gestionar el control total de todas sus funciones, desde el control de los usuarios y de la seguridad, el provisionamiento de nuevas máquinas virtuales hasta la recopilación de información sobre cualquier elemento de las plataformas de nube, todo bajo un único modelo de seguridad de privilegios, roles y alcances.

Las tecnologías de integración de este tipo de plataformas permiten la actividad entre la nube híbrida y sistemas externos, tales como plataformas de respaldo, plataformas de aplicaciones on-premise y otros flujos de trabajo.


Otro aspecto que se debe evaluar es la diversidad y amplitud del ecosistema de integraciones de la plataforma de orquestación, característica fundamental en el mundo actual, que facilita a las organizaciones de cualquier tipo obtener el máximo valor de las inversiones en tecnología y permite integrarse con cualquier tecnología a través de una API.

Conclusión

Hoy en día, las empresas buscan formas innovadoras de crecer y lograr sus objetivos comerciales. La computación en la nube está facilitando a los negocios velocidad y versatilidad, y seguirá creciendo en el futuro porque ya ha demostrado sus capacidades y beneficios. El futuro de la computación en la nube es brillante y brinda la oportunidad para que las organizaciones de todos los tamaños obtengan beneficios.
La adopción de herramientas que eliminen los procesos manuales que ralentizan la velocidad de despliegue de productos y servicios en la nube, permitirá a los equipos de TI trabajar de manera más inteligente y rápida para brindar la infraestructura, las aplicaciones y los servicios que soportan los procesos de negocio, facilitando la aceleración de la innovación.

Ricardo Altmann R.
15/1/2024
Gerente general Provectis